Explainer

El comercio de carne de perro sigue siendo legal en algunos países: esto es lo que necesitas saber

Esto es lo que necesitas saber sobre la industria de la carne de perro y las hipocresías occidentales sobre el consumo de animales que revela.

Explainer Justicia Ley y Política

Palabras de

Existe una larga historia de consumo de carne de perro en Corea del Sur, principalmente de perros nureongi. Tradicionalmente se cree que la carne de perro aporta beneficios para la salud. Pero ahora, la marea de la opinión popular se está volviendo contra esta práctica y trae consigo nuevas leyes que limitan y potencialmente eliminan por completo el comercio de carne de perro. El cambio de actitud también está provocando la quiebra de algunas granjas de carne de perro de Corea del Sur.

Acá está lo que necesitas saber sobre el comercio de carne de perro, lo que revela sobre las hipocresías de Occidente y lo que puedes hacer para ayudar a poner fin a esta práctica.

¿Qué país es famoso por la carne de perro?

La mayoría de la gente conoce el comercio de carne de perro en Corea del Sur, pero este no es el único país que come perros.

A pesar de estar menos asociada con esta práctica, China es el mayor consumidor de carne de perro del mundo. Comer perro también es común en Vietnam, donde la industria cuenta con el apoyo de granjas de países vecinos como Tailandia, Laos y Camboya.

En otras partes del mundo, consumir carne de perro es menos común. Dicho esto, varios otros países carecen de leyes que criminalicen el consumo de perros, aunque pueden tener normas que impidan el sacrificio, la cría o la venta. Esos lugares incluyen Estados Unidos y el Reino Unido, donde, en teoría, una persona podría matar y comerse a su propio perro, pero venderlo a otra persona es ilegal.

Menos conocido es que en Suiza los residentes rurales de algunas zonas consumen carne de perro en forma de cecina o salchicha. Aunque la práctica fue objeto de escrutinio público hace varios años, no existe una prohibición, ya que es una práctica marginal.

¿Existe una diferencia moral en comparación con comer otros animales?

“Si estuviera a mi lado todo el día, por supuesto que me apegaría a él, pero en realidad, ¿cuál es la diferencia con comerse otro animal?”, preguntó María Taragan, propietaria de un restaurante que sirve exclusivamente carne de perro en Indonesia, al medio Al Jazeera en una entrevista.

Lo que Taragan señala es la similitud entre los perros y otros animales criados en granjas. En algunos casos, como los cerdos, otros animales comúnmente consumidos son en realidad más inteligentes que los perros y muestran una gama similar de emociones y apegos.

La perturbación occidental con el concepto de comer perros revela el doble estándar y la disonancia cognitiva cuando se trata también de preocuparse por la vida de los animales criados en granjas.

El componente cultural

La cultura de una comunidad cambia con el tiempo en respuesta a su contexto económico, político y social más amplio. En Corea del Sur, comer carne de perro está perdiendo popularidad entre las generaciones más jóvenes.

Los datos de una encuesta de 2020 encontraron que el 83,9 por ciento de los surcoreanos nunca han consumido carne de perro o no lo harían en el futuro. De las personas que consumen carne de perro, la mayoría (72,9 por ciento) lo hace solo estacionalmente, y especialmente durante el Boknal, una tradición coreana que se celebra alrededor de los días más calurosos del verano.

¿Por qué se consume carne de perro en algunas culturas?

¿Por qué la gente come vacas o cerdos? Porque tienen hambre y hacerlo es un comportamiento social y culturalmente normalizado. Lo mismo puede decirse de las personas que comen carne de perro. Como dijo el ciudadano indonesio Silas Sihombing cuando habló con Al Jazeera, “hoy como perro porque tengo hambre”.

Para quienes viven en Corea del Sur, comer carne de perro también se asocia con beneficios específicos para la salud. Entre los supuestos beneficios se encuentran una mayor resistencia sexual y un calor corporal regulado durante el verano, lo que lo convierte en una opción popular para reuniones de hombres y durante el Boknal.

Una industria en decadencia

A pesar de los beneficios percibidos de comer carne de perro, el consumo está disminuyendo, especialmente entre las generaciones más jóvenes. En 2020, más de la mitad de los encuestados apoyaban la prohibición del consumo de carne de perro. Apenas tres años antes, en 2017, menos del 40 por ciento apoyaba dicha prohibición.

Además, el número de coreanos que creen que el consumo de carne de perro muestra una mala imagen del país está aumentando, pasando del 36,7 por ciento en 2017 al 57 por ciento en 2020. El creciente disgusto público por la carne de perro tuvo un momento cumbre a principios de este año, cuando Han Jeoung-ae, miembro de la Asamblea del Partido Demócrata, presentó un proyecto de ley que eliminaría gradualmente la industria por completo en cinco años.

El creciente disgusto por la carne de perro coincide con el aumento de la tenencia de mascotas en Corea del Sur. El Korea Times salió a las calles para hablar con los jóvenes coreanos sobre su percepción del plato y muchos señalaron a sus perros como la razón por la que no comerían carne de perro ahora, incluso si lo hicieron cuando eran niños.

¿Qué es el Boknal?

El Boknal comprende los tres días “más calurosos” del año (Chobuk, Jungbok y Malbok) según lo determinado por un calendario lunar. Estos tres días impulsan la mayor parte del consumo de carne de perro, en gran parte debido a la creencia de que consumir carne de perro, y específicamente sopa de carne de perro, ayuda a las personas a soportar el aumento del calor y la humedad y a mantener la resistencia.

¿Qué raza de perro se come más?

Los nureongi, o perros amarillos, se crían y faenan con mayor frecuencia para obtener carne en Corea del Sur. Aunque ningún organismo internacional los reconoce oficialmente como raza, los nureongi se caracterizan por tener pelo corto, tamaño mediano y pelaje amarillo.

No se trata solo de perros amarillos en las granjas. Los activistas que rescatan perros de granjas industriales han encontrado una variedad de razas, algunas de las cuales son mascotas robadas.

¿Es legal utilizar perros para carne en Corea del Sur?

Actualmente, la carne de perro se encuentra en una zona gris legal en Corea del Sur. En 2018, un fallo judicial determinó que el consumo no era una razón legal para matar a un perro, y funcionarios gubernamentales de alto rango, como la primera dama Kim Keon-hee, han expresado su disgusto por la industria.

¿Cuál es la situación actual con la carne de perro en Corea del Sur?

Actualmente, la carne de perro es un tema de debate candente en Corea del Sur, especialmente tras la reciente introducción de una posible prohibición. Si bien la mayoría de los jóvenes están en contra de la práctica tradicional, las creencias sobre los beneficios para la salud del consumo de carne de perro perduran entre las generaciones mayores.

Avances recientes en la legislación y la concientización sobre la carne de perro en Corea del Sur

Para los activistas que luchan por acabar con la industria de carne de perro en Corea del Sur, el futuro parece prometedor. Tras años de trabajo, tanto el poder político como el social están dando la espalda a la tradición de comer carne de perro.

Un proyecto de ley recién presentado podría eliminar cualquier duda que aún persista en torno a la legalidad de criar, faenar y consumir perros. El nuevo proyecto de ley, presentado por el miembro de la Asamblea del Partido Demócrata, Han Jeoung-ae, representa un intento no partidista de abordar una cuestión que está perdiendo rápidamente popularidad entre los electores coreanos.

Perspectivas futuras de la industria de la carne de perro en Corea del Sur

A medida que la opinión popular se aleja de criar y faenar perros para obtener carne, otras partes interesadas se están dando cuenta. Los funcionarios del gobierno están considerando prohibiciones e incluso los agricultores están pidiendo ayuda a entidades de rescate para cerrar sus operaciones y realojar a los perros.

Aunque solo el tiempo lo dirá con certeza, es posible que la industria esté a punto de desaparecer.

¿Se convertirán los restaurantes de carne de perro en cosa del pasado?

La popularidad cada vez menor de la carne de perro y las crecientes críticas del público contribuyeron al lanzamiento de un grupo de trabajo por parte de Corea del Sur para evaluar la prohibición del consumo de carne de perro a finales de 2021. Este es un paso prometedor hacia un futuro para una Corea del Sur sin restaurantes que sirvan carne de perro.

¿Cuáles son los argumentos a favor y en contra del consumo de carne de perro?

Los activistas que luchan contra la carne de perro señalan el trato inhumano que sufren los animales en las granjas y las dolorosas prácticas de sacrificio, entre ellas la electrocución, el ahogamiento y el ahorcamiento.

Mientras tanto, quienes quieren preservar el derecho a comer carne de perro argumentan que la práctica es una tradición y que los activistas están demasiado influenciados por la cultura occidental y las expectativas sociales.

¿Es real la carne de perro de Elwood?

Si vives en Estados Unidos o el Reino Unido, quizás has visto campañas de algo llamado “Elwood’s Dog Meat Farm” que está alarmando a la gente en las principales ciudades con su supuesta comercialización de carne de perro “criada humanamente”. Pero después de hablar con representantes de la organización y revisar bien su sitio web, la indignación se convierte en comprensión cuando el público se da cuenta de que el marketing tiene como objetivo demostrar el doble estándar asociado con los animales que comen los occidentales y los que no.

En esencia, Elwood’s Dog Meat Farm, o “Granja de carne de perro Elwood”, es obra de la activista, escritora y publicista estadounidense Molly Elwood. Aunque el proyecto comenzó principalmente como un sitio web, recientemente lanzó anuncios en el metro de Londres. El proyecto se centra en aprovechar las mismas tácticas de marketing empleadas para otros productos cárnicos para resaltar la hipocresía de comer vacas y otros animales y amar a los perros.

¿Cómo pueden el turismo y la cultura pop impactar la industria de carne de perro en Corea del Sur?

Los órganos rectores se han embarcado en un esfuerzo concertado para aumentar el atractivo internacional de Corea del Sur. Sin embargo, a medida que la cultura pop coreana (tomemos el K-Pop y la serie “El juego del calamar” como ejemplos) crece en popularidad, también lo hace la atención internacional sobre la industria de carne de perro.

Aunque no es un factor decisivo para el debate sobre la industria cárnica en Corea del Sur, la influencia internacional y el impacto que las percepciones tienen en el turismo están acelerando el abandono de la cría de perros.

¿Hay consecuencias para la salud por comer carne de perro?

Los activistas han destacado el riesgo para la salud pública que representa el comercio de carne de perro. Durante la reciente pandemia de coronavirus, trabajaron arduamente para impulsar una legislación que limite o ponga fin al comercio de carne de perro.

En China, los activistas tuvieron cierto éxito cuando los perros fueron eliminados de la lista de “ganado” y llamados “animales de compañía” por primera vez.

Conclusión

Si los acontecimientos recientes sirven de indicación, es probable que el comercio de carne de perro coreano siga disminuyendo. Los poderes políticos y sociales ya se están volviendo contra la tradición.

Desafiando la xenofobia

Las discusiones en torno a la carne de perro pueden desviarse fácilmente hacia argumentos xenófobos. Evitar esta retórica hace que el tema sea más accesible.

Al abogar por el bienestar de los perros utilizados para obtener carne en todo el mundo, algunos defensores de los animales han perpetuado la idea de que los coreanos y otras personas que consumen carne de perro son salvajes u odian a los animales.

Considera adoptar un perro

Tras el cierre de productoras de carne de perro en Corea del Sur, algunos de los perros son realojados con familias surcoreanas, mientras que otros encuentran su camino hacia otros países. A la hora de decidir si abrir o no tu casa a uno de estos perros, es importante tener en cuenta varios factores.

Los perros de granjas cárnicas tienen un pasado difícil que puede resultar en un comportamiento inconsistente con las expectativas de los posibles adoptantes. Asegurarte de tener suficiente tiempo y recursos para ayudarlo a superar sus experiencias (y cualquier trauma o falta de capacitación resultante) reducirá el estrés tanto para ti como para el nuevo miembro de la familia.

Recursos

Save Korean Dogs

Save Korean Dogs brinda la oportunidad a personas de todo el mundo de ser voluntarias. El refugio actual se inauguró en 2016 y ha enviado más de 3,000 perros a nuevos hogares en Estados Unidos y Canadá.

Refugios de animales coreanos

Animal Rescue Korea proporciona una lista de refugios para animales en Corea del Sur. Algunos de los refugios son administrados por una sola persona, mientras que otros son esfuerzos comunitarios. Todos ellos buscan ayudar a los animales necesitados.

Defensores de los Derechos de los Animales de Corea (KARA)

KARA es la organización líder en derechos de los animales en Corea del Sur. La organización proporciona refugio a los animales, educación a las personas y busca lograr cambios en las políticas en favor de los animales, incluso en el tema de la industria de la carne de perro.

HSI/Corea y China

A través de sus oficinas en Corea del Sur y China, Humane Society International ha desempeñado un papel integral en el cierre de varias granjas que criaban perros para carne. Los perros rescatados de las granjas son ubicados en nuevos hogares amorosos en Corea del Sur, Reino Unido, Canadá y Estados Unidos, y los granjeros reciben apoyo en su transición fuera de la industria.

Esta pieza ha sido actualizada.

Apóyanos

El periodismo independiente te necesita

$
Done » -se abre en una nueva pestaña. Done a través de PayPal Más opciones »

Lo más leído hoy